Blog

22 julio, 2019

Posted in Blog, Rutinas by Daniel Alonso
11 junio, 2019

¿Siempre que tengo dolor en la parte lateral del codo se tiene que relacionar con una lesión del tendón conjunto epicondíleo?

Para comenzar, un elemento clave diferenciador para el diagnóstico de una tendinopatía del tendón conjunto extensor del brazo es conocer la anatomía de la región.

De entre todos los músculos que anatómicamente pertencen a la cara anterior- lateral del brazo solo 5 de ellos se insertan en el epicóndilo lateral del húmero y comparten un mismo tendón:  el extensor radial corto del carpo, extensor común de los dedos, extensor propio del menique extensor cubital del carpo y supinador corto.

Por ello además de los signos y síntomas característicos de un dolor de tipo tendinoso (rigidez matutina, dolor agudo y punzante al coger un objeto, dolor al inicio y final de la actividad física) es de gran importancia evaluar la existencias de puntos gatillo miofasciales activos capaces de referir dolor hacia la zona anatómica del tendón.

Por otro lado, el análisis ecográfico determinará la existencia o no de tendinopatía y la porción o área afecta.

El tratamiento de una tendinopatía es complejo y necesita ser muy individualizado. No obstante los ejercicios excéntricos hasta el momento han demostrado una gran efectividad para reducir el dolor y normalizar el patrón fibrilar del tendón.

Os presento un ejemplo de ejercicio excéntrico clásico para tendinopatía lateral de codo.

La dosimetría habitual son 3 series entre 12 y 15 repeticiones dejando 1 minuto de pausa entre ellas.

No obstante recomendamos individualizar y adecuar el trabajo de fuerza a cada paciente.

 

 

 

 

 

 

Posted in Blog, Sin categoría by Daniel Alonso
29 mayo, 2019

Las pruebas de tensión dinámica de estructuras tendinosas, acompañadas y reforzadas con el análisis ecográfico, son una herramienta de gran utilidad para evaluar  su funcionalidad y deslizamiento entre las estructuras sus estructuras adyacentes.

Posted in Blog by Daniel Alonso
13 mayo, 2019

En muchas ocasiones acuden a nuestra consulta de fisioterapia, pacientes con dolor anterior de hombro, que aumenta con los movimiento de flexión y rotación externa , acompañándose de dolor y rigidez matutina en combinación con dolor sordo y profundo de inicio nocturno, llegando incluso a despertar del sueño.

Dentro de todo el complejo sistema articular del hombro, una de las patologías más comunes son las degeneraciones o inflamaciones de la cabeza larga del bíceps. ( a la izquierda, se muestra una imagen ecográfica en modo «B» en un corte transversal, donde se observa un aumento de líquido sinovial (zona negra))

La cabeza larga del bíceps  braquial es un tendón que se inserta en el canal intertrocantéreo, y una de sus carácteristicas principales es que cuenta con una fisiología un tanto especial.

Se trata de un tendón con doble vaina, es decir; un primer tendón lleno de fibras de colágeno tipo II , líquido sinovial a su alrededor y un segundo paratendón que envuelve el líquido sinovial.

Este aspecto es fundamental en la evaluación y diagnóstico del tendón de la cabeza larga del bíceps, ya que en múltiples ocasiones nos encontramos con aumentos de grosor del líquido sinovial, a esta patología se le denomina TENOSINOVITIS.

Además, anatómicamente, el tendón de la cabeza larga del bíceps se encuentra comunicado a través del ligamento coraco-humeral al tendón sub-escapular, por lo que en algunas ocasiones se puede asociar una tendinopatía del subescapular con una tenosinovitis de la cabeza larga del bíceps braquial.

 

El tratamiento, debe estar basado en el control del dolor y proceso inflamatorio inicial, promover a través de técnicas mínimamente invasivas en combinación de ejercicio terapéutico la generación de nuevas fibras tendinosas y eliminar los mecanismos lesiones que han generado la lesión para prevenir alguna nueva recidiva.

 

 

Posted in Blog by Daniel Alonso
23 enero, 2019

DIATERMIA POR RADIOFRECUENCIA

la tecnología de la radiofracuencia indiba es una corriente de alta frecuencia que activa el metabolismo y aumenta la circulación y la temperatura de los tejidos, reduciendo el edema e inflamación.

Reducción de grasa localizada, reafirmante facial y corporal. Mejora de cicatrices y estrías.

 

 

MESOTERAPIA 

Administración mediante microinyecciones subcutáneas de pequeñas dosis de sustancias activas con diferentes fines terapéutios: tratamiento de celulitis, flacidez, grasa localizada y retención de líquidos.

El número de sesiones variará en función de la zona de tratamiento, y se puede combinar con técnicas como radiofrecuencia o presoteria para potenciar sus efectos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen  la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.

 

 

PRESOTERAPIA

Técnica de tratamiento que aplica presión positiva creciente en las extremidades para mejorar la circulación de retorno venosa y linfática, reduciendo edemas y retención de líquido en casos de piernas cansadas, varices, celulitis, linfedema

 

 

 

 

 

 

Posted in Blog by Daniel Alonso
21 diciembre, 2018

 LA SALA DE MÁQUINAS DE NUESTRAS SENSACIONES, LA AMÍGDALA.

La amígdala, es una pequeña región en el centro de nuestro cerebro con una forma muy parecida a la de una almendra  y está relacionada  con el aprendizaje, la memoria y la sensibilidad. De hecho, es la encargada de determinar si ante alguna situación tenemos una respuesta de miedo.

Emociones como el afecto y sentimiento del miedo están regulados por las conexiones  neuronales que la amígdala comparte con el cortex prefrontal y el cortex cingulado anterior.

No obstante, el miedo no es solo un sentimiento, también puede incluir respuestas motoras como la lucha, huída o paralizarse en el lugar ante una situación de «alarma»

Hay también reacciones endocrinas que acompañan al miedo, por conexiones entre la amígdala y el hipotálamo, aumentando los niveles de cortisol (hormona del estrés)

Un aumento de cortisol puede aumentar la supervivencia cuando una persona se encuentra ante una amenaza real pero de corta duración.

No obstante una activación crónica y persistente puede provocar atrofia del hipocampo afectando a la memoria a corto pazo y aprendizaje.

Además el sistema nervioso autónomo está en consonancia con el miedo y es capaz de provocar respuestas tales como incrementar el pulso y la tensión sanguínea para las reacciones de lucha/huida y la supervivencia durante amenazas reales.

Estas respuestas  autonómicas y cardiovasculares están mediadas por conexiones entre la amígdala y el locus coeruleus, donde se ubican los cuerpos celulares noradrenérgicos.

¿Pero qué situaciones pueden desencadenar toda la cascada de respuesta neurológicas del miedo en nuestro cerebro? Pues bien, el miedo junto a la ansiedad puede estar provocada por recuerdos traumáticos almacenados en el hipocampo y activados por conexión con la amígdala, especialmente en situaciones como el trastorno por estrés post-traumatico.

Bibliografía. Psicofarmacología Esencial de Stahl. Bases Neurocientíficas y aplicaciones prácticas. Stephen M.Stahl

Posted in Blog by Daniel Alonso
13 diciembre, 2018

Hace tiempo que quería escribir un post sobre este tema tan controvertido.

Podría decir que diariamente amigos, pacientes, familiares me preguntan; “Dani, me han hecho una resonancia y tengo una HERNIA, nose que hacer porque la opinión de médicos, traumatólogos, fisioterapeutas, preparadores físicos es contradictoria. ¡Cada uno me dice una cosa!».

Para responder a esta pregunta hay que remontarse al inicio de la formación del SISTEMA NERVIOSO. Su desarrollo embriológico comienza en la tercera semana, a través del proceso

llamado como NEURULACIÓN. Y aquí está la CLAVE, durante todo el proceso de formación del tubo neural la MÉDULA ESPINAL no entra en contacto con el resto del

cuerpo.

Básicamente, una HERNIA consiste en la proyección al exterior del núcleo pulposo como consecuencia de la rotura del disco intervertebral.

Este proceso desencadena múltiples sustancias pro-inflamatorias que nuestro cerebro tarda más tiempo del adecuado en procesar cuál es su lugar de origen y que herramientas tiene que utilizar para controlar y eliminar la inflamación

Por lo tanto lo que realmente duele de una hernia no es únicamente el daño en la estructura del disco, sinó la sopa química que se genera.

De hecho, recientes estudios han demostrado, que en un 60% de las ocasiones las hernias se reabsorben de forma espontánea durante los 3 años posteriores a su diagnostico a través de la resonancia Magnética.

Todo este proceso genera inestabilidad, pérdida de fuerza,  miedo al movimiento, pérdida de masa muscular y una mala percepción y control del movimiento.

Los estudios recientes sobre ejercicio terapéutico, nos explican que durante la fase inicial de ejercicio, necesitamos controlar el DOLOR y fortalecer los músculos pequeños y profundos que están en la columna para mejorar nuestro CONTROL del movimiento.

Tras esta primera fase,  entrenamos en la segunda, se ha demostrado que el entrenamiento de fuerza 4 veces por semana con intensidades entre el 70-75% de la repetición máxima voluntaria, reduce el dolor, aumenta la fuerza y mejora la calidad de vida del paciente.

No obstante, el entrenamiento siempre se tiene que adecuar a cada persona

LOS PROTOCOLOS ESTÁN PARA ROMPERLOS.

Physical activity and exercise for chronic pain in adults: an overview of Cochrane Reviews

https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1476&sectionid=95224783

Serum levels of the pro-inflammatory interleukins 6 (IL-6) and -8 (IL-8) in patients with lumbar radicular pain due to disc herniation: A 12-month prospective study

Incidence of Spontaneuos Resorption of Lumbar Disc Herniation: A Meta-Analisis

 

Posted in Blog by Daniel Alonso
29 noviembre, 2018

¿QUÉ ES EL DOLOR?

En DANIEL ALONSO FISIOTERAPIA AVANZADA , cerca del 70% de las consultas  de fisioterapia están relacionadas con el dolor.

En muchas ocasiones la primera pregunta que nos hacen los pacientes es: ¿Por qué me duele?  o ¿Qué causa mi dolor?.

Pues bien, el dolor simplemente es una señal de alarma ante un estímulo externo o interno que nuestro sistema nervioso central interpreta como una señal de peligro, liberando sustancias endógenas capaces de producir inflamación activando  unos receptores llamados nociceptores encargados de transmitir las señales de dolor.

Podemos clasificar en dos grandes grupos los estímulos por dolorosos:

  • ESTIMULOS EXTERNOS
    • Caídas, golpes, arañazos, cortes, cambios bruscos de temperatura
  • ESTÍMULOS INTERNOS
    • Inflamación, artritis, artrosis, lesión nerviosa etc…

Además tenemos que tener en cuenta factores pertenecientes al entorno psico-social que pueden contribuir a que el tratamiento sea plenamente satisfactorio.

Múltiples estudios han demostrado que el afrontamiento que tiene una persona frente al dolor es aprendido a lo largo de su infancia y juventud por el entorno social más cercano (amigos, familia…) e imitado a lo largo de su vida.

Por ejemplo: El paciente F. Navarro acude a la consulta de fisioterapia con dolor lumbar de larga evolución. Durante la entrevista inicial comenta que siempre ha recordado a su abuela  y madre con dolor y que «ahora le pasa lo mismo». En este caso es probable que exista relación con las situaciones de dolor aprendidas durante su vida y su dolor actual.

Por otro lado, la evidencia científica nos ha demostrado que el abordaje cognitivo-conductual, la fisioterapia, y el afrontamiento controlado de las cargas de ejercicio es el método más adecuado para eliminar los signos (dato objetivo observable) y síntomas (referencia subjetiva sobre la percepción del dolor) relacionados con el dolor.

Por lo tanto, el paciente debe entender cual es la causa de su dolor y la evolución que va a tener durante el proceso de recuperación con el fisioterapeuta.

De forma conjunta se inicia el tratamiento en fisioterapia acompañado de ejercicio programado aumentando exponencialmente el esfuerzo.

Por último recordar, que las personas con dolor siempre deben acudir a un profesional sanitario colegio.

Posted in Blog by Daniel Alonso

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies