LA AMÍGDALA Y LA NEUROBIOLOGÍA DEL MIEDO

21 diciembre, 2018

 LA SALA DE MÁQUINAS DE NUESTRAS SENSACIONES, LA AMÍGDALA.

La amígdala, es una pequeña región en el centro de nuestro cerebro con una forma muy parecida a la de una almendra  y está relacionada  con el aprendizaje, la memoria y la sensibilidad. De hecho, es la encargada de determinar si ante alguna situación tenemos una respuesta de miedo.

Emociones como el afecto y sentimiento del miedo están regulados por las conexiones  neuronales que la amígdala comparte con el cortex prefrontal y el cortex cingulado anterior.

No obstante, el miedo no es solo un sentimiento, también puede incluir respuestas motoras como la lucha, huída o paralizarse en el lugar ante una situación de «alarma»

Hay también reacciones endocrinas que acompañan al miedo, por conexiones entre la amígdala y el hipotálamo, aumentando los niveles de cortisol (hormona del estrés)

Un aumento de cortisol puede aumentar la supervivencia cuando una persona se encuentra ante una amenaza real pero de corta duración.

No obstante una activación crónica y persistente puede provocar atrofia del hipocampo afectando a la memoria a corto pazo y aprendizaje.

Además el sistema nervioso autónomo está en consonancia con el miedo y es capaz de provocar respuestas tales como incrementar el pulso y la tensión sanguínea para las reacciones de lucha/huida y la supervivencia durante amenazas reales.

Estas respuestas  autonómicas y cardiovasculares están mediadas por conexiones entre la amígdala y el locus coeruleus, donde se ubican los cuerpos celulares noradrenérgicos.

¿Pero qué situaciones pueden desencadenar toda la cascada de respuesta neurológicas del miedo en nuestro cerebro? Pues bien, el miedo junto a la ansiedad puede estar provocada por recuerdos traumáticos almacenados en el hipocampo y activados por conexión con la amígdala, especialmente en situaciones como el trastorno por estrés post-traumatico.

Bibliografía. Psicofarmacología Esencial de Stahl. Bases Neurocientíficas y aplicaciones prácticas. Stephen M.Stahl

Posted in Blog by Daniel Alonso

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies